Traductor

09 abril 2011

RIESGOS PARA TECNICOS Y OPERADORES

ARTICULO ORIGINAL / VALDES RODRIGO

Equipos de Fotocopiado: Riesgos y Manejo Seguro para
Especialistas de Servicios Técnicos y Operadores

Rodrigo Valdés Cornejo 1, Jan Ahlström Guzmán2
1. Ingeniero de Ejecución en Prevención de Riesgos Profesionales
2. Ingeniero de Ejecución en Mecánica, Experto en Prevención de Riesgos

NATURALEZA Y DISEÑO DE LA INVESTIGACIÓN

La justificación de  esta  investigación  tiene  un  carácter  preventivo  e  instructivo
con relación a la seguridad de las personas. 

Y  es  que  dentro  de  estos  equipos,  hay  zonas  en  las  que  se producen  descargas  eléctricas  de  alrededor  de  los  8.000  volts. 

También hay riesgos mecánicos, debido a las partes móviles de la máquina  (cadenas,  engranajes,  correas,  poleas,  etc.).  Otro  factor de riesgo es la inhalación del polvo de toner. 
El cilindro o tambor se compone de elementos tales como selenio (Se) y cadmio (Cd), que  son  desechados  como  residuo  domiciliario. Surge  entonces la necesidad de crear un protocolo de seguridad.

Objetivo General
Proponer  un  protocolo  de  seguridad,  tanto  para  los  especialistas de  servicios  técnicos  como  para  los  operadores  de  equipos  de fotocopiado. 

Objetivos específicos
Determinar los puntos de mayor riesgo en las máquinas fotocopiadoras.
Diseñar un protocolo de identificación de riesgos y de trabajo seguro.
Determinar los elementos de protección personal a utilizar.
Enunciar  los  procedimientos  para  la  eliminación  de  residuos industriales.

RESULTADOS

Identificación de Riesgos
A continuación se describen los riesgos asociados a este proceso:

Exposición a Gas Ozono
Gas azul, de olor metálico y picante, fácilmente reconocible, peligroso, ataca las mucosas del tracto respiratorio. 

Las máquinas de fotocopiado electroestático producen ozono, gas irritante para el sistema respiratorio.
Puede  afectar  las  vías  respiratorias  provocando  tos,  dolor  de  cabeza  o  náuseas,  entre  otros.

En  la  atmósfera  se  encuentra  en  concentraciones  que  varían  entre  0,005  y 0,05 ppm; y es más alto durante los meses de verano. El umbral de olor es alrededor de 0,01 ppm. 

En  el  proceso  de  fotocopiado  es  frecuente  percibir  ozono,  y ocasionalmente  las concentraciones  pueden  ser  bastante  altas, tanto como para comprometer la salud del operador.

Causas de Emisión de Ozono
La emisión de ozono desde la fotocopiadora es determinada por los siguientes factores:

Aumento  de  voltaje  sobre  la  corona  que  lleva  como  resultado
un aumento en la producción de ozono.
Aumento del efecto eléctrico (Watt) que tiene como resultado un aumento en la producción de ozono; el tiempo efectivo que el voltaje es mantenido sobre la corona es de gran importancia.

El ozono producido es descompuesto en oxígeno nuevamente. La tasa de descomposición depende de los siguientes factores:

Tiempo.
Temperatura:  la  vida  media  del  ozono  decae  exponencial-
mente al aumentar la temperatura. La vida media a tempera-
tura ambiente es contabilizada en horas.
Contacto  entre  el  ozono  y  diferentes  superficies;  el  carbón
activado, por ejemplo, descompone el ozono en un 100% si el
contacto es suficientemente efectivo.

En  la  práctica,  los  factores  mencionados  determinan  la  cantidad de   ozono   emitido   desde   una   fotocopiadora.  
Existen   factores primarios  para  determinar  las  salidas  de  emisión  de  ozono:  el filtro   de   ozono,   con   un   método   de   fijación   frío  o  caliente; 

secciones  de  la  fotocopiadora  con  sistemas  de  ventilación  separada; y el tamaño y número de ventiladores.

Las  emisiones  de  ozono  dan  como  resultado  concentraciones  en la  zona  de  respiración  del  operador,  determinada  por  la  ventilación, que depende de los siguientes factores:

Volumen del área donde se sitúa la máquina (m ).
Número de renovaciones de aire por hora del recinto.
Movimiento de aire al interior.
Concentración de ozono en la composición del aire (_g/m ). 

La  concentración  es  además  determinada  por  la  tasa  de  decaimiento   del   ozono, que   varía   dependiendo   de   los   siguientes factores:

Temperatura de la pieza (ºC).
Materiales y superficies del área.

Exposición  al  Ozono
Los  efectos  dependen  de  la  susceptibilidad  individual  y  de  su concentración existente. La mayoría de las personas deben preocuparse  por  la  exposición  sólo  en  concentraciones  de  niveles altos.
El Decreto Supremo N° 594 determina un Límite Permisible Ponderado  (LPP)  de  0,08  ppm  (Ministerio  de  Salud,  Chile  2001).
A  medida  que  las  concentraciones  aumentan,  un  mayor  número de personas siente efectos adversos.

Exposición a Radiación Ultravioleta
Tanto   la   radiación   ultravioleta   (UV)   como   la   luz   visible   son emitidas  por  una  lámpara  de  gran  alcance.  
En  el  DS  N°  594  se asigna  una  densidad  de  potencia  de  0,1  mw/Cm  2  para  un  tiempo de exposición de 8 hrs. (Ministerio de Salud, Chile 2001). La radiación UV puede causar la inflamación de erupciones de la córnea y de  piel,  pero  normalmente  ésta  no  pasa  más  allá  de  la  placa  de cristal en la cual se pone el original, así que el riesgo es pequeño.

Si  bien  el  riesgo  a  los  ojos  es  pequeño,  todo  el  copiado  debe hacerse con la  cubierta   cerrada   a   fin   de   prevenir   cualquier malestar.

Radiación de Campos Electromagnéticos
Los  campos  de  baja  frecuencia  (50  Hz)  se  generan  alrededor  de cualquier   equipo   eléctrico   que   esté   funcionando,   también   lo provocan  las  líneas  eléctricas  de  alta  tensión  y conductores  de cualquier  instalación  eléctrica.  Los  campos  electromagnéticos  de origen  artificial  pueden  llegar  a  provocar,  a  mediano  y  a  largo plazo, graves enfermedades.
La mayoría de los estudios concluyen que  la  exposición  continua  a  CEM  elevados  reporta  efectos  tales como  cansancio  crónico  o  aparición  de  diversas  enfermedades como insomnio, dolores frecuentes de cabeza, pérdida de reflejos o falta de concentración.

La contaminación electromagnética se considera más peligrosa de noche,  cuando  el  cuerpo  está  en  reposo  y  es  más  vulnerable. 

También aumenta el riesgo cuando se está sometido a situaciones de estrés y agotamiento. Estas radiaciones se consideran peligrosas a partir de los 2 miliGauss (200 nanoTeslas).

Una regla importante y la mejor solución a la radiación es la distancia, mientras mayor
sea ésta de una fuente emisora menor será la radiación que se recibirá.

Riesgos Eléctricos
Sólo  la  imprudencia  de  eliminar  los  interruptores  de  seguridad puede provocar riesgos de contacto eléctrico cuando la máquina es abierta  e  intervenida. 

Además,  por  normativas  de  fabricación,  las máquinas deben estar descargadas a tierra, por tanto la instalación eléctrica  juega  un  rol  importante. 

El  mayor  riesgo  lo  tienen  los técnicos   que   las   reparan, porque   en   ocasiones   deben   realizar pruebas en las que están obligados a intervenirlas con energía.
Sin embargo,  los  riesgos  del  uso  de  la  electricidad  se  desconocen  en muchas ocasiones y lo que es peor, en otras son ignorados.

Existen  dos  tipos  de  contacto  eléctrico, directo, con las partes activas de los materiales y equipos e indirecto, con partes puestas accidentalmente bajo tensión. Para evitar riesgos  de  contacto  eléctrico  pueden  adoptarse  las  siguientes medidas: 

alejar las partes activas para evitar contactos fortuitos, aislar  las  partes  activas  con recubrimientos  apropiados,  interponer  obstáculos  para  impedir  contactos  accidentales  y  poner elementos  de  seguridad  en  las  instalaciones.  Los  daños  que  el contacto eléctrico puede causar dependerán de condiciones tales como la superficie de contacto, la humedad de la piel o la presión de  contacto,  pero  sobre  todo,  la  intensidad  de  la  corriente,  la duración del contacto y la zona del cuerpo recorrida por la electricidad. 
 
Los  daños  pueden  ir  desde  la  sensación  de  hormigueo hasta asfixia, graves alteraciones del ritmo cardíaco, quemaduras e  incluso  la  muerte.  En  estas  máquinas  hay  zonas  en  las  que  la
tensión alcanza los 6.000 Volts y en otras sólo 220 Volts.

Calor
El calor producido por la fotocopiadora es generado en la unidad de fusión, donde la temperatura varía entre los 180 °C a 200 °C. 

Se   puede   acumular   calor   seco   excesivo   si   se   colocan   varias máquinas en un área pequeña, o donde su uso es frecuente y con escasa ventilación. Puede causar malestar a los ojos y el lugar de trabajo puede volverse seco y caliente. 

Una buena ventilación en la pieza donde se encuentre el equipo, es la solución.

Toner
Son  generalmente  una  mezcla  de  resina  plástica  y  de  negro  de humo  (CAS  1333-86-4).  Su  composición  es  variable  no  sólo  por los  diferentes  fabricantes  (Rank,  Xerox,  Canon,  Mita,  etc.)  sino que  uno  solo  varía  con  el  modelo  de  máquina  fotocopiadora utilizada. 
Están  formado  básicamente  por  resinas  termoplásticas y pigmentos.

Negro de humo se refiere a un producto que tiene más del 85% de carbono elemental en forma de partículas coloidales, casi esféricas,  y  agregados  coalescentes  de  partículas  de  tamaño  coloidal,  obtenidas de la combustión parcial de hidrocarburos. 
Entre otros hidrocarburos  aromáticos  se  encuentran:  pireno,  3,4  benzopireno,  1,2 benzopireno  (Torres  s.f.).  En  Chile,  el  DS  N°  594  (Ministerio  de Salud,  Chile  2001)  indica  para  el  negro  de  humo  un  LPP  de  2,8 mg/m . 
 
La  recomendación  de  valores  límites  ambientales  se  basa en  que  la  exposición  a  este  producto  puede  ser  la  causa  de  daño pulmonar e irritación cutánea. Rosankranz et al (1980), estudiaron la actividad mutagénica de toners con composición variable sobre cepas  de  salmonella;  éstos  llevaban  dos  clases  de  negro  de  humo con diferente composición. Observaron que uno de ellos, que tenía como impurezas nitropirenos, poseía capacidad mutagénica sobre las cepas de salmonellas estudiadas. Se comprobó que al cambiar los  procesos  de  manufactura  y  reducirse  la  cantidad  de  nitropirenos en el negro de humo, disminuía la capacidad mutagénica del toner.

Experimentos similares han sido realizados también por Lofrothg et  al  (1980).  Actualmente  el  negro  de  humo  que  se  utiliza  en  el toner  suele  ser  del  orden  del  7%  y  contiene  como  mucho  0,15 ppm. de nitropirenos; luego, la cantidad existente en el revelador es muy pequeña.

Peligros Identificados
Varias sustancias dentro del toner producen riesgos a la salud en la exposición directa de emisiones durante el proceso de fotocopiado. Los productos químicos típicos son: monóxido de carbono,
óxido  de  nitrógeno  y  una  gama  de  compuestos  orgánicos  volátiles, varios de los cuales son carcinógenos.

Resinas   termoplásticas.   Pueden   ser   moldeadas   por   el   calor, durante  o  después  del  proceso  de  manufactura  (polimerización). 

Las  más  utilizadas  son:  poliestireno,  metacrilato  de  n-butilo  y  acetato de polivinilo. Poliestireno. Esta resina data de 1839, al ser estable no es tóxico, ni  sensibilizante,  pero  si  la  temperatura  se  eleva  puede  desprenderse  el  monómero.  El  estireno  es  irritante  de  la  piel  y  de  las
mucosas  oculares  y  respiratorias. 
A  concentraciones  elevadas puede   dar   lugar   a   trastornos   gastrointestinales,   leucopenia,
laxitud.  Los  trastornos  son  reversibles  al  cesar  la  exposición.  El LPP del estireno monómero es 170 mg/m 3

Metacrilato   de   n-butilo.   Se   forman   por   la   polimerización   de monómeros  (metacrilato);  el  producto  final  no  es  tóxico,  pero  sí lo es el monómero, así como los productos intermedios.

Muchos de  los  monómeros  tienen  capacidad  alergénica.  Según  Chalfine (Torres  s.f.),  los vapores  del  monómero  metacrilato  de  n-butilo producen  irritación  de  las  mucosas  y  desórdenes  neurovegetativos como fatiga, anorexia, irritabilidad, hipotensión.

Acetato  de  polivinilo.  Los  polímeros  de  vinilo,  son  inertes  por  si mismos y no son sensibilizantes, pero pueden serlo si se alcanzan temperaturas  superiores  a  200  ºC,  donde  se  desprenden  vapores de ácido acético, responsables de lesiones oculares, conjuntivitis.

Riesgo Químico
Corresponde  a  los  componentes  químicos  del  toner  y  a  la  forma de operar, o sea a temperaturas entre 180 a 200 °C.


Componentes del Toner
1 - Polímeros: poliestireno y poli-butil-acrilatos                              
2 - Negro de humo (pigmento)
3 - Cera polietilénica (reductor de adhesión)
4 - Amonio cuaternario (control de carga)
5 - Peróxido de benzoilo (iniciador de polimerización)
6 - Otros: Disolventes: etilbenceno, xilenos, n-butanol 

Particulados: cobre, sílica (SiO  2), magnetita (Fe  3O  4), etc.
Durante  la  operación  en  caliente  se  pueden  generar  vapores  de
los disolventes, además acetofenona, benzaldehído, estireno, etc.

Otros Gases

Monóxido de Carbono. Se produce cuando el toner se calienta con un  suministro  de  aire  inadecuado.  Puede  producir  dolores  decabeza,   somnolencia,   desmayos   y   aumento   del   pulso;   puede pasar la placenta y afectar al nonato. 


Óxido del Nitrógeno. Puede ser producido cuando hay una chispa en fotocopiadoras electrostáticas; sus efectos sobre son similares a los producidos por el monóxido de carbono.

Otros Riesgos

Sulfuro de Selenio y de Cadmio. El gas que emiten las fotocopiadoras, más cuando es caliente,   puede   causar   irritación   de garganta y sensibilización en los trabajadores expuestos. 


Tensión   Muscular.  Largos   períodos   fotocopiando   o   compaginando en áreas de trabajo mal diseñadas pueden causar malestar y tensión muscular llegando a la fatiga o dolor. 

Agentes de Limpieza. Los agentes de limpieza tienen compuestos  como: alcohol isopropílico, nafta y acetona, altamente volátiles y nocivos. 

Otros  riesgos  se  encuentran  al  interior  de  la  máquina  y  pueden producir  daños  cuando  es  intervenida.  Es  el  caso  de  las  cortaduras con partes metálicas, quemaduras en zonas de alto calor y atrapamiento.

ANÁLISIS Y CONCLUSIONES

El bajo costo y la rapidez de operación han hecho que   las foto-
copiadoras sean de uso masivo y un gran número de ellas está en
manos  de  microempresarios,  lo  que  sin  duda  ha  aumentado  el
número de operadores, requiriendo una buena vigilancia ocupa-
cional. En el aspecto laboral es importante la prevención, lo que
obliga a conocer los elementos de trabajo, las formas de operar o
tipos de instalación. Se propone una lista de comprobación para
poder determinar los riesgos del uso de fotocopiadoras.

RECOMENDACIONES
Los riesgos están asociados tanto a la Higiene Industrial como a la Seguridad Industrial. En cuanto a la primera, se tienen riesgos físicos y químicos, y respecto a la segunda se tienen riesgos eléctricos,  atrapamientos  y  contacto  con  superficies  calientes. 
   
La evaluación  de  riesgo  y  la  vigilancia  epidemiológica  propuesta debe  corresponder  a  las  Mutuales  de  Seguridad  y  al  SESMA (Servicio  de  Salud  Metropolitano  del  Ambiente).  Para  disminuir el  grado  de  exposición,  debe  normarse  respecto  a  tipo  de  local
que  asegure  la  mínima  exposición,  exigir  a  los  fabricantes  y proveedores  de  toner  que  especifiquen  su  composición,  reglamentando  o  prohibiendo  algunas  impurezas.
  
En  cuanto  a  las observaciones  a  los  componentes  del  toner,  es  posible  decir  que durante el proceso no deben liberarse monómeros como estireno o butilacrilato ya que los monómeros son muy reactivos química y  biológicamente  (Leovic  et  al  1998). 
 
Además,  como  pigmento negro  de  humo  no  debe  usarse  el  tipo  "negro  gas"  C.I.77266,
obtenido  por  la  combustión  incompleta  de  gas.   
El  uso  de  este componente está prohibido por la Food and Drug Administration de los Estados Unidos (FDA) (Budavari 1996). 

Junto con proponer el protocolo de seguridad, surge la necesidad de conducir una vigilancia ocupacional para conocer si la exposición   a   los   vapores   y   a   los   particulados   emitidos   por  las maquinas  en  el  ambiente  laboral  representan  riesgos  para  la salud de los trabajadores en jornadas de 48 ó 45 horas semanales (Instituto   de   Salud   Pública,   Chile   1999).   
 Para   ello   se   debe comparar la exposición real (obtenida por medición en ambiente laboral)  con  los  valores  límites  de  exposición  permisible  (TLV) (ACGIH  2000)

Aspectos  regulatorios:  Sobre  la  base  de  los  riesgos  físicos  y químicos   se   deben   definir   los   diferentes   parámetros   clínicos, bioquímicos  y  toxicológicos  en  relación  a  normalidad:  personas control  (no  manipuladoras  de  fotocopiadoras);  exposición  aceptable: leve,   moderada;   exposición   inaceptable:   intensa   o   de riesgo.  Se  deben  planificar  los  diferentes  controles  previos  y durante la exposición así como definir los criterios de evaluación de  riesgos:  vigilancia  médica  anual,  vigilancia  bioquímica,  vigilancia  en  ambiente  laboral,  vigilancia  toxicológica,  vigilancia epidemiológica  de  los  trabajadores  expuestos. 
   
Si  bien  la  legislación  ambiental  chilena  no  hace  referencia  directa  sobre  cómo
han  de  manejarse  los  residuos  de  toner,  sus  compuestos  hacen que  sean  clasificados  como  residuos  industriales  sólidos  y  peligrosos   (tóxicos),   ya   que   pueden   contaminar   napas   de   aguas subterráneas  o  producir  intoxicación.   
Sería  conveniente  que  se hiciera  algo  al  respecto,  porque  en  otros  países  estos  elementos
están clasificados como residuos peligrosos y se hace mención de que el toner demora en degradarse aproximadamente 300 años. 

Xerox  Chile  tiene  como  política  de  la  compañia  el  retirar  a  sus clientes  todos  los  elementos  que  puedan  ser  reciclados  y/o  que por  sus  características  físico-químicas  deben  ser  eliminados,  de acuerdo  a  las  disposiciones  legales  que  rigen  estas  materias.  
El toner no es reutilizable, razón por la que es sacado de los equipos y   depositado   en   tambores,   para   luego   ser   enviados   a   una empresa  de  manejo  de  desechos.   
Este  proceso  cumple  con  las normas vigentes respecto de esta materia, tanto en su almacenamiento y transporte como también en el depósito final.



www.cienciaytrabajo.clcl | AÑO 7 | NÚMERO 15 | ENERO / MARZO 2005 | Ciencia & Trabajo

1 comentario:

Anónimo dijo...

hola:
mi nombre es jennifer y me interesa mucho este tema, mi tesis de grado la realizo acerca de los operarios de fotocopiadoras y buscando informacion me tope con este articulo me gustaría poder contar con su ayuda.. mi correo es jlobarraza0720@hotmail.com gracias